Home / Generales / Violenta protesta de taxistas contra el funcionario que le quitó la licencia al caza-Uber que atacó a una pareja

Violenta protesta de taxistas contra el funcionario que le quitó la licencia al caza-Uber que atacó a una pareja

El caso del caza-Uber que golpeó a una pareja en Palermo por error y cuya licencia fue suspendida preventivamente tuvo una derivación insólita. Taxistas liderados por el sindicalista Marcelo Boeri escracharon durante la madrugada al jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, y a su secretario de Transporte, Juan Jose Méndez.

Lo paradójico del caso es que hasta ahora tanto Rodríguez Larreta como Méndez se mostraron reticentes al ingreso de la exitosa aplicación a la Ciudad de Buenos Aires. Pese a ello, el servicio registró en la Argentina uno de los crecimientos más importantes del mundo.

El propio Boeri -conocido como el líder de los Caza-Uber- registró videos y relató la “proeza” en redes sociales. Junto a otros integrantes de la Asociación Civil “Taxistas Unidos”, fueron la madrugada del 13 de febrero hasta la casa de Rodríguez Larreta para exigir que lo eche a Méndez. Un día más tarde, se dirigieron directamente a la casa del Secretario.

“Muy bien, vinimos a hacerle una visita a Méndez. Están los vecinos furiosos. ¿Qué vamos a hacer? Nosotros venimos juntando furia hace tres años y cuando un compañero explota, si se le puede decir así a la reaccioncita (sic) que tuvo, le sacan la licencia, así que ajo y agua”, relató Boeri mientras llovían los insultos.

No es para menos. Eran las 2 de la mañana y los choferes no sólo hicieron notar su enojo en la casa del funcionario, sino que con sus gritos, bocinazos y hasta redoblantes despertaron a un barrio entero. No les importó el pedido de los trabajadores que querían descansar. Mucho menos la presencia de bebés o de personas enfermas a las cuales les interrumpieron el descanso.

La reaccioncita de la que habla Boeri es el golpe que le aplicó el taxista Matías Tarantini a Katherine Fleury. El agresor pensó que la joven había solicitado un Uber cuando en realidad era su pareja quien la esperaba sobre Avenida Libertador. Como consecuencia del ataque, al golpeador le suspendieron preventivamente la licencia y lo denunciaron penalmente.

Tarantini es un gran deudor de la administración porteña: acumula multas impagas por mal estacionamiento, maniobras peligrosas, exceso de velocidad, evasión de peajes, y hasta por manejar hablando por celular. Un cúmulo de infracciones alarmante para un profesional del transporte.

El ataque sirvió para terminar de confirmar una sospecha. La mafia de los taxis tiene una base ilegal de inteligencia donde se asientan arbitrariamente las patentes de los autos sospechados de trabajar para Uber o Cabify. Así fue que nació la confusión con el vehículo. Meses atrás, un taxista lo cruzó en la calle y lo confundió con un Uber porque en el asiento de atrás viajaba su pareja. Lo que no observó el agresor es que al lado de Katherine iban sus dos hijas en las butacas reglamentarias. A partir de ese primer incidente, se sucedieron otros hechos, pero ninguno como el del domingo pasado.

Ver también

Cuestionado autorretrato de Van Gogh es genuino, dice investigador holandés

Un hombre mira el autorretrato del pintor holandés Vincent van Gogh, pintado durante un episodio …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *