¿Se plantea el mariscal libio Haftar la vía política tras el fracaso militar?

El mariscal Jalifa Haftar, sin el apoyo de poderosas tribus ni de algunos de sus aliados extranjeros, se ha mostrado discreto durante el proceso político en Libia que ha permitido la creación de un gobierno de transición para preparar las próximas elecciones.

Pero el hombre fuerte del este del país, que busca retomar protagonismo, podría, según los analistas, intentar jugar la baza política de cara a las elecciones cruciales del 24 de diciembre.

De abril de 2019 a junio de 2020, el mariscal, de 77 años, no consiguió que sus combatientes se apoderaran de la capital libia, sede del antiguo gobierno reconocido por la ONU, y eso a pesar del apoyo de Rusia, Egipto y Emiratos Árabes Unidos.

Este fracaso se vio seguido por la firma de un alto el fuego en octubre y, sobre todo, por la creación en marzo de un gobierno unificado, auspiciado por la ONU, para dirigir la transición de aquí a las elecciones, en un país rico en petróleo pero sumido en el caos desde la caída del régimen de Muamar Gadafi tras la revuelta popular de 2011.

En este contexto, los apoyos del jefe del autoproclamado Ejército Nacional Libio “han entendido que la única salida posible era política”, sin la cual podrían “perder sus intereses en Libia”, explica el analista libio Mahmud Jalfalá.

Sus aliados extranjeros, que lo recibían con grandes honores, evitan ahora mostrarse a su lado, señala.

– Sin “base popular” –

A esto se suma la pérdida de una parte de sus apoyos en el este del país, sobre todo por parte de poderosas tribus.

Haftar “ha perdido su base popular” en Cirenaica, zona oriental del país donde el sistema tribal sigue siendo importante, indica Jalfalá, porque “ya no tiene el apoyo incontestable de las tribus, que le reprochan haber implicado a sus hijos en una guerra donde muchos murieron por nada”.

Los problemas económicos agravan la situación.

“Lo que, antes de junio de 2020, todavía era manejable (…) es más difícil ahora que las finanzas de Haftar se han vaciado y sus intenciones de expansión territorial hacia el oeste están bloqueadas”, estima por su parte Jalel Harchaui, investigador en el Global Initiative en Ginebra.

Desde el inicio del diálogo político en noviembre para la formación de un gobierno de transición, el mariscal ha mantenido perfil bajo a medida que la vía política ganaba terreno a la estrategia militar.

Pero desde abril, Haftar multiplica sus apariciones en público. En una gran concentración, prometió construir “tres nuevas” ciudades alrededor de Bengasi, la gran urbe del este, con miles de alojamientos para las familias “mártires” de los que cayeron en combate. No dio, sin embargo, ningún detalle sobre estos proyectos colosales.

Desde entonces, el mariscal busca mostrarse con jefes tribales para “intentar recuperar su apoyo”, según Jalfalá. “Pero sabe que ya no confían en él y que no le van a dar a sus hijos para una nueva guerra”, estima.

– ¿Haftar candidato? –

Incluso ha cambiado de lenguaje y ha dejado de lado su “discurso marcial”, apunta Milud El Hajj, profesor de Relaciones Internacionales.

Haftar, que había ayudado a Muamar Gadafi a acceder al poder en 1969 antes de desertar tras la sangrienta derrota en Chad en 1987, “apuesta por las próximas elecciones con la esperanza de asegurarse una victoria política tras su fracaso militar”, considera este experto.

Con todo, los comicios presidenciales y legislativos siguen en el aire, debido a las fuertes divergencias, especialmente sobre el modo de escrutinio. Las elecciones presidenciales serían las primeras de este tipo en organizarse en Libia.

Para el investigador Hamish Kinnear, del Instituto Verisk Maplecroft, “Haftar parece decantarse por una elección presidencial directa en la que él mismo podría presentarse o apoyar a su propio candidato”.

Si los comicios son aplazados, “lo utilizará probablemente para afirmar que el gobierno de transición es ilegítimo y plantear el regreso del conflicto armado”, pero “ya no es tan poderoso como lo era antaño”, zanja el experto.

bur-nd-rb-hme/tp/bfi/es/tjc

About infobonaerenseok@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *