Museos de arte de Italia reabren y big data los tiene en la mira

As Italy reopens, one museum in Bologna is experimenting with camera technology that watches how visitors take in artwork.
As Italy reopens, one museum in Bologna is experimenting with camera technology that watches how visitors take in artwork. (Alessia Pierdomenico/)

(Bloomberg) — A medida que museos y galerías de Italia abren sus puertas nuevamente a turistas y tratan de recuperar parte de los 190 millones de euros (US$225 millones) en ingresos que perdieron el año pasado, un nuevo proyecto de datos podría ayudar a los curadores a comprender qué pinturas y esculturas serán sus mayores atractivos.

Un equipo de investigación de la agencia de nuevas tecnologías del país, ENEA, desarrolló un sistema basado en dispositivos que pueden calcular cuánto tiempo y qué tan de cerca los visitantes de museos y galerías observan una obra de arte en particular.

Con cámaras ubicadas cerca de la obra de arte, el sistema ShareArt absorbe datos sobre la cantidad de observadores y su comportamiento mientras miran una pintura, escultura o artefacto, incluido el tiempo transcurrido y la distancia de observación.

Eso podría ayudar a definir el “valor de atracción” para obras de arte específicas, lo que provocaría cambios en el diseño de museos y galerías y en la programación de exposiciones, según los investigadores de ENEA Stefano Ferriani, Giuseppe Marghella, Simonetta Pagnutti y Riccardo Scipinotti.

Aunque el sistema concebido originalmente por Scipinotti se remonta a 2016, solo se implementó para pruebas en vivo en las últimas semanas, luego de una decisión del Gobierno de reabrir por completo museos y galerías que permanecieron cerrados en gran parte debido a la pandemia.

Catorce dispositivos ShareArt están en prueba en un proyecto conjunto con el Istituzione Bologna Musei, permitiendo a los investigadores probar su tecnología en exhibiciones con una amplia gama de obras de arte de diversas formas, períodos y tamaños, sin comprometer la privacidad de los observadores.

“Gracias a una simple elaboración de datos, la mirada de un observador se puede traducir en un gráfico”, dijo Ferriani en una entrevista. “Podemos detectar donde se concentra la mayor parte de la atención de las personas”.

Al observar ‘San Sebastián atendido por Santa Irene’, de Trophime Bigot, por ejemplo, “nos dimos cuenta de que los observadores tendían a enfocarse no en el centro de la composición, sino ligeramente a la derecha del rostro del santo, gracias a la interacción de luces y sombras creadas por el pincel del artista”.

ShareArt también rastrea cuántos usuarios se detienen frente a una obra de arte y cuánto tiempo la observan. Muy pocas obras mantienen la atención de los visitantes del museo o de la galería durante más de 15 segundos, dijeron los investigadores, con un tiempo de observación promedio de solo 4 a 5 segundos.

Nota Original:Italy’s Art Museums Are Open Again, and Big Data Is Watching

More stories like this are available on bloomberg.com

©2021 Bloomberg L.P.

About infobonaerenseok@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *