En sus palabras, así recuerda Álvaro Uribe Vélez los pormenores de la Operación Jaque

Bogotá, 02 jul 2008.- Intervención de Ingrid Betancourt en el Club Militar la noche de este miércoles (Colprensa-Marina Maldonad
Bogotá, 02 jul 2008.- Intervención de Ingrid Betancourt en el Club Militar junto al presidente de Colombia de esa época, Álvaro Uribe. (Colprensa-Marina Maldonado)

El pasado 3 de julio se conmemoraron 13 años desde que las fuerzas militares de Colombia dieron uno de los golpes más recordados a las FARC en 2008: la operación Jaque, con la que 15 ciudadanos recuperaron la libertad luego de llevar varios años en cautiverio. El presidente de ese entonces y hoy crítico de los acuerdos de paz con esa guerrilla, Álvaro Uribe Vélez, relató los recuerdos que le traen uno de los logros más destacados de sus dos gobiernos en la nación.

En la operación Jaque, realizada en 2008, se liberaron 15 secuestrados de las FARC, entre ellos Ingrid Betancourt y tres contratistas estadounidenses.
En la operación Jaque, realizada en 2008, se liberaron 15 secuestrados de las FARC, entre ellos Ingrid Betancourt y tres contratistas estadounidenses.

En un escrito para la revista Semana, el también jefe natural del Centro Democrático relató lo que para él representó dicho operativo y, sin nombrar en ningún momento a quien fuera su mano derecha en dicho operativo, Juan Manuel Santos Calderón, quien fungió como ministro de Defensa de esa época, Uribe catalogó ese día como “el más feliz”.

Entre los capturados por las FARC de ese entonces, estaba la hoy excandidata presidencial Ingrid Betancourt, quien encarnó una de las experiencias más oscuras del conflicto armado en Colombia.

Santos Ingrid Betancourt en Operación Jaque
FOTO# 44 (HORIZONTAL) FO3044

LIBERTAD

BOGOTA, JUN.02. – INGRID BETANCOURT SE REUNE CON SU MADRE YOLANDA PULECIO Y SU ESPOSO, JUAN CARLOS LECOMTE. (COLPRENSA – JOSE RUIZ)

Sobre ella y las demás víctimas, el también exsenador aseguró que le ordenó a su gabinete, en el que estaba Santos (sucesor de Uribe en el poder), que se dirigiera a la base militar de Catam, donde llegarían los liberados dado que, según el expresidente, la presencia de ellos allí les traería ‘beneficios políticos’.

“Vayan ustedes a encontrarla, que usted lo necesita para su futuro político”, respondí a quienes me esperaban en la base militar de Catam para ir a recibir a la doctora Ingrid Betancourt, a los tres norteamericanos y a los colombianos, rescatados en la Operación Jaque tras un largo y tortuoso secuestro”, contó a Semana.

En su escrito, el exmandatario colombiano recordó otros operativos que dirigió cuando fue el inquilino de la Casa de Nariño y que dieron libertad a colombianos cautivos por la guerra: “En la madrugada volvieron a mi mente a aquellos inicios de 2003 cuando compartí con mi señora sobre el proyectado rescate del gobernador Guillermo Gaviria y del exministro Gilberto Echeverri”, expresó, mientras destacó que al mismo tiempo rezó.

No sobra recordar que, aunque en los dos períodos que Uribe estuvo en el poder en Colombia se dieron duros golpes militares a las FARC, de acuerdo con la Jurisdicción Especial de Paz (JEP), también fue el lapso de tiempo en el que más ejecuciones extrajudiciales (falsos positivos) se presentaron. Según el tribunal: 6.402.

En su escrito sobre la operación Jaque, Uribe destacó que el éxito de dicho rescate humanitario se dio gracias a que “había experiencia acumulada y mejor tecnología”. Además, recordó cuando se dio de baja a cabecillas de las FARC como Raúl Reyes, quienes, según Uribe “controlaban el secuestro”.

Más adelante, Uribe aseguró que él tenía la “responsabilidad” de ejecutar “el plan B”, en caso de que los guerrilleros pusieran resistencia en la liberación de los secuestrados. “Ese plan B debería ejecutarse con la llegada inmediata de comandos de apoyo, estacionados a minutos, que realizarían el cerco humanitario, amplio para no provocar una acción letal de los captores, estrecho para que no se fugaran”, añadió Uribe.

En caso de que se hubiese presentado renuencia por los secuestradores, el expresidente dijo que el canciller francés Bernard Kouchner, de Médicos sin Fronteras, hubiese entrado a mediar para continuar con el procedimiento militar. Sin embargo, no fue necesario y él siempre pidió que el equipo negociador “estuviera preparado para negociar en el interior de un cerco humanitario”.

En las fotos en la basa militar de Catam no se tiene registro de Álvaro Uribe dado que, como él mismo lo dijo “ni la expectativa de la operación ni su éxito me apartaron de la agenda” y continuó con sus labores como jefe de Estado, en 2008.

“En la noche, al ver a los liberados en la Casa de Nariño, miré con contento de papá a doña Yolanda Pulecio de Betancourt”, narró el exmandatario para Semana.

Finalmente, escribió que le comunicó la noticia a John McCain, candidato a la presidencia de los Estados Unidos y finalizó su escrito con el siempre agradecimiento que hace público cuando puede a la fuerza pública nacional: “Gracias, Fuerzas Armadas de Colombia”, concluyó.

SEGUIR LEYENDO:

Narco asesinado en Bogotá habría estado preparando declaración contra excongresista

Científicos le ‘cantan la tabla’ a Duque por supuesta persecución al Acuerdo de Paz y su implementación

About infobonaerenseok@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *