Negociadores de Afganistán y talibanes se reunirán en Qatar mientras arrecian combates

Representantes del gobierno afgano y los talibanes tenían previsto reunirse este sábado en Doha, en momentos en que arrecia la violencia en el país mientras las fuerzas internacionales completan su retiro.

Las dos partes se han reunido de forma intermitente durante meses en la capital de Catar, pero las conversaciones perdieron fuerza conforme los insurgentes avanzan en el campo de batalla.

Figuras influyentes como el expresidente Hamid Karzai se dirigieron el viernes a Doha para participar en el diálogo.

“La delegación de alto nivel está aquí para conversar con ambas partes, orientarlas y apoyar al equipo negociador (del gobierno) para acelerar las conversaciones”, dijo la portavoz de la delegación oficial, Najia Anwari.

“Esperamos que acelere las conversaciones y (…) en poco tiempo, las dos partes alcancen un resultado y presenciemos una paz duradera y digna en Afganistán”, señaló Anwari a AFP.

Los talibanes han capitalizado las últimas etapas del retiro de tropas estadounidenses y de otros países para lanzar una serie de ofensivas relámpago en todo Afganistán.

Fuerzas afganas se enfrentaron a combatientes talibanes en Spin Boldak tras lanzar un operativo para retomar un importante cruce fronterizo con Pakistán, en el sur.

También afianzaron su control en el norte del país y lucharon por tomar el bastión de un caudillo militar.

La batalla en la frontera sur se produjo tras semanas de intensos enfrentamientos en todo Afganistán, con múltiples ofensivas de los talibanes.

– Arremetida  –

Mientras los combates se extienden a lo largo de Afganistán, se intensifica la guerra verbal entre Kabul e Islamabad, luego de que el vicepresidente afgano acusó a los militares paquistaníes de aportar “apoyo aéreo cercano a los talibanes en ciertas áreas”.

Pakistán rechazó firmemente la versión y dijo en un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores que el país “tomó las medidas necesarias en su territorio para resguardar a sus tropas y su población”.

Islamabad planteó una conferencia de líderes regionales para discutir la creciente violencia para después de la fiesta musulmana del Aíd la próxima semana, al concluir el peregrinaje anual del hach.

La frontera sur de Afganistán  ha sido un foco de tensiones en su relación con su vecino oriental.

La provincia paquistaní de Balochistán ha sido la sede del alto mando de los talibanes durante décadas, junto con un gran contingente de combatientes de reserva que usualmente entran a Afganistán para fortalecer sus filas.

Las fuerzas extranjeras han estado en Afganistán durante casi dos décadas tras la invasión encabezada por Estados Unidos luego de los ataques del 11 de setiembre de 2011.

En los últimos meses parecieron estar poco involucradas en el país, aunque han aumentado los temores de que las fuerzas afganas se vean desbordadas sin el apoyo aéreo que le proporcionan.

La velocidad y escala de la arremetida talibán tomó a muchos por sorpresa, y los analistas dicen que parece dirigida a forzar al gobierno a negociar bajo las condiciones de los insurgentes o sufrir una derrota militar.

El Ministerio ruso de Relaciones Exteriores manifestó este viernes que la misión estadounidense en Afganistán había “fracasado”.

burs-gw/hkb/mas/mr

About infobonaerenseok@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *