EE.UU. retira la solicitud de extradición a un socio de Kim Dotcom en Nueva Zelanda

El fundador de Megaupload, Kim Dotcom. EFE/David Rowland/Archivo
El fundador de Megaupload, Kim Dotcom. EFE/David Rowland/Archivo
(DAVID ROWLAND DAVID ROWLAND/)

Sídney (Australia), 20 jul (EFE).- Estados Unidos retiró la solicitud de extradición de uno de los tres socios de Kim Dotcom que fueron imputados en Nueva Zelanda junto a este por violar los derechos de autor y otros cargos en relación con el clausurado portal de descargas Megaupload, según fuentes judiciales.
El Tribunal de Apelaciones de Nueva Zelanda, donde Dotcom y los otros acusados tratan de evitar su extradición, señaló en un fallo reciente que la justicia estadounidense ha decidido no pedir la extradición de Finn Habib Batato debido a problemas de salud no especificados.
Según el diario New Zealand Herald, Batato podría padecer una enfermedad terminal.
Estados Unidos buscaba inicialmente juzgar en su territorio a Dotcom, Batato, Mathias Ortmann y Bram van der Kolk, tras el vasto operativo orquestado por el FBI en la mansión que alquilaba el informático alemán a las afueras de Auckland en enero de 2012, por 13 delitos, entre ellos los de crimen organizado, lavado de dinero y fraude electrónico en Estados Unidos.
“Hasta hace muy poco, también solicitaba la extradición del Sr. Batato, pero debido a problemas de salud ya no lo hace”, según una breve mención que hace un fallo del 12 de julio pasado el tribunal, que aborda cuestiones técnicas respecto a este pedido de Washington que se encuentra en su recta final.
“Te deseo libertad y amor”, expresó dos días después Dotcom en un tuit en el que no mencionó el nombre de Batato, su amigo de la infancia y el único de los socios de Dotcom que no tenía acciones en Megaupload.
Ese fallo del Tribunal de Apelaciones de Nueva Zelanda desestimó algunas cuestiones técnicas que fueron derivadas el año pasado por el Tribunal Supremo, que dictó que el grupo era elegible para ser extraditado por 12 de los 13 cargos que se les imputa.
“Estamos deseando pedir al Tribunal Supremo de Nueva Zelanda autorización para apelar. Los proveedores de almacenamiento en la nube no deberían ser considerados penalmente responsables de los supuestos actos infractores de sus usuarios”, dijo el abogado del informático alemán en Estados Unidos, Ira Rothken.
“Hay numerosas cuestiones legales y procesales que aún deben ser abordadas”, agregó en un tuit la semana pasada, al adelantar que la lucha contra la extradición a Estados Unidos no ha terminado.
En teoría queda solamente que el ministro de Justicia, Kris Faafoi, firme la extradición de Dotcom y sus dos socios para que se haga efectiva.
Sin embargo, el New Zealand Herald indica que aún se puede abrir otra batalla legal para su revisión ante el Tribunal Supremo y la presentación de otros recursos legales que pueden extenderse por años.
Las autoridades estadounidenses sostienen que Megaupload obtuvo ilícitamente ingresos de unos 175 millones de dólares (150 millones de euros) por el alojamiento de material ilegal entre sus 50 millones de usuarios.

About infobonaerenseok@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *