Confirmaron las condenas de los cuatro encubridores del crimen de Paulina Lebbos

El crimen de Paulina Lebbos ocurrió el 26 de febrero de 2006, cuando la joven salió de un boliche
El crimen de Paulina Lebbos ocurrió el 26 de febrero de 2006, cuando la joven salió de un boliche

La Corte Suprema de Justicia de Tucumán dejó firme las condenas de cuatro ex funcionarios de esa provincia y de un ex policía por el encubrimiento del crimen de Paulina Lebbos, la joven universitaria asesinada en 2006. Uno de ellos deberá ir a prisión para cumplir los seis años que le impusieron en el juicio realizado en febrero de 2019.

El fallo confirmó los casos del ex secretario de Seguridad Eduardo Di Lella, el ex jefe de Policía Hugo Sánchez, el ex subjefe de Policía Nicolás Barrera, el ex subjefe de la Regional Norte Rubén Brito y el ex policía Waldino Rodríguez.

Los integrantes de la CSJT declararon inadmisible los recursos extraordinarios federales ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación interpuestos por la defensa de Sánchez contra la sentencia emitida en febrero de este año y por la defensa de Di Lella contra la sentencia emitida en junio.

Con esto, la decisión de la Corte deja firme las penas de 6 años de prisión impuestas a Di Lella y Sánchez; de 5 años y 5 meses a Barrera; de 5 años a Brito; y de 3 tres años de prisión condicional a Rodríguez.

El único que estaba en libertad era Di Lella, quien ahora según informó la Agencia Télam deberá cumplir su pena en prisión, mientras que Sánchez, Barrera y Brito están con arresto domiciliario. Rodríguez, debido al monto de su pena, puede cumplirla en suspenso.

Di Lella, Sánchez, Barrera y Brito fueron funcionarios del tres veces gobernador de la provincia Jorge Alperovich, actualmente senador con licencia otorgada por la Cámara Alta, tras haber sido denunciado por abuso sexual por su sobrina segunda.

Las sentencias contra los cinco habían sido dictadas en el marco del juicio oral y público que comenzó en 2018 y concluyó el 25 de febrero de 2019, y en el que se ventiló el asesinato de Paulina y su posterior encubrimiento. En ese debate fue absuelto Roberto Luis Gómez, quien había llegado acusado de ser “partícipe secundario de la privación ilegítima de la libertad seguida de muerte” de la estudiante.

En un fallo emitido en febrero de este año, la CSJT ordenó que sean investigados como posibles autores del crimen de la joven Sergio Kaleñuk, hijo del ex secretario de Alperovich, Alberto Kaleñuk, la pareja de Paulina, César Soto, y Esteban Gómez, hermano del absuelto Gómez.

Además, el máximo tribunal dispuso que también se investigue al entonces gobernador Alperovich y al actual subsecretario de Seguridad José Ardiles por haber aceptado en el año 2010 el ascenso de ex comisario Enrique García, cuando ya estaba imputado por irregularidades en el caso Lebbos.

Alberto Lebbos, padre de Paulina, en una de las tantas marchas realizadas en Tucumán en reclamo de justicia (Télam)
Alberto Lebbos, padre de Paulina, en una de las tantas marchas realizadas en Tucumán en reclamo de justicia (Télam)

En el primer juicio realizado por el caso en 2014, García fue condenado a 5 años de prisión por el encubrimiento del crimen de Paulina, al determinarse que fraguó actas de la declaración de un testigo y del hallazgo del cadáver.

Sin embargo, a fines de febrero y días antes de que se cumplan 15 años del crimen, el fiscal Carlos Sale, a cargo de Homicidios, resolvió investigar a Soto, Kaleñuk, Esteban Gómez y a Ernesto Atim, un vendedor de celulares también vinculado a los Gómez, dejando afuera a Alperovich y a Ardiles.

En ese entonces, Alberto Lebbos, padre de Paulina, sostuvo: “Quince años se demoró la justicia en hacer lo que corresponde en base a las pruebas contundentes que están en el expediente de la causa”. Manifestó que la decisión de la justicia “es muy importante”, ya que “ellos (Kaleñuk y Soto) son unos de los principales sospechosos del homicidio impune de Paulina”.

El crimen de la universitaria ocurrió el 26 de febrero de 2006, cuando salía de un boliche ubicado en la zona conocida como el ex Abasto, en la capital tucumana, donde había ido a bailar con su amiga Virginia Mercado.

Según determinaron los pesquisas, alrededor de las 6.30 de ese día, ambas subieron a un remis color bordó: Virginia descendió primero en su domicilio de La Rioja al 400 y Paulina siguió viaje hasta la casa de su novio, aunque nunca llegó.

SEGUIR LEYENDO:

Detuvieron a adolescente acusado de asesinar a sangre fría y de cinco disparos a un joven en Balvanera

Crimen en Caballito: reconoció al ladrón que lo había asaltado, fue a increparlo y terminó asesinado

Lo asesinaron durante una fiesta clandestina en Lanús: “Dejaron dos nenes sin papá”

About infobonaerenseok@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *