El régimen de Irán anunció que ha producido 120 kilos de uranio enriquecido al 20%, casi cuatro veces más que el permitido por el Acuerdo Nuclear

Centrífugas de nueva generación mostradas por el régimen iraní (Reuters)
Centrífugas de nueva generación mostradas por el régimen iraní (Reuters) (IRANIAN PRESIDENCY OFFICE/)

El jefe de la Organización de Energía Atómica de Irán, Mohamad Eslami, anunció que el régimen persa ha producido hasta ahora 120 kilogramos de uranio enriquecido al 20%, un porcentaje que casi cuadruplica el permitido por el acuerdo nuclear firmado en 2015 entre la república islámica y la comunidad internacional.

Hemos superado los 120 kilos. Tenemos más que esa cifra”, dijo Eslami a la televisión estatal iraní a última hora de anoche. Eslami afirmó que la comunidad internacional debía entregar a Irán uranio enriquecido al 20% para el reactor de Teherán, según el acuerdo nuclear conocido por sus siglas en inglés como JCPOA, firmado en 2015. Según agregó, “este combustible es una de las necesidades básicas de nuestro país”.

“Nuestra gente sabe bien que las potencias occidentales estaban destinadas a darnos el combustible enriquecido al 20 por ciento para usarlo en el reactor de Teherán, pero no lo han hecho. Si nuestros colegas no lo hacen, naturalmente tendríamos problemas con la falta de combustible para el reactor”, explicó en comentarios recogidos a su vez por la cadena panárabe Al Arabiya.

Irán no debería producir uranio enriquecido por encima del 3,67 % de acuerdo con el JCPOA.

En 2018, Estados Unidos, bajo la presidencia de Donald Trump, lo abandonó unilateralmente y volvió a imponer sanciones contra Teherán.

Como respuesta, Irán comenzó a producir más uranio y de más pureza de lo permitido en 2019, y este año alcanzó un nivel del 20%. En abril, la República Islámica traspasó el lindar del 60% de enriquecimiento, acercándose al 90% necesario para la confección de una bomba nuclear. Desde entonces, ha producido diez kilos de uranio de este tipo.

(AFP/archivo)
(AFP/archivo) (HO/)

El anuncio de Eslami se produce cuando aún se discute la reanudación de las negociaciones para salvar el JCPOA, firmado en 2015 con seis grandes potencias (EEUU, Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania).

El pasado abril comenzaron negociaciones en Viena con las seis grandes potencias, entre ellas Estados Unidos de forma indirecta, para lograr el regreso de Washington al pacto y el cumplimiento por parte de Irán de todas sus obligaciones que está violando.

Sin embargo, tras la llegada al poder del nuevo presidente iraní, Ebrahim Raisí, en agosto se paralizaron esas conversaciones. Desde entonces las autoridades iraníes responden con un “pronto” ante las presiones internacionales para la reanudación de las negociaciones.

El pasado miércoles el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, advirtió de que el tiempo y la paciencia se está acabando para que Irán pueda volver al pacto internacional sobre su programa nuclear. En ese marco, Washington ha amenazado con poner en marcha un “Plan B” si Irán no regresaba a la mesa de negociación, sin dar más detalles sobre esa alternativa.

El viernes, el ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Hossein Amir-Abdollahian, dijo que era optimista en cuanto a que las conversaciones sobre la reactivación del acuerdo de 2015 avanzarían, siempre que Washington reanudara plenamente sus compromisos.

El presidente Joe Biden tiene como objetivo restaurar el acuerdo, pero las partes no están de acuerdo sobre qué medidas deben tomarse y cuándo, siendo las cuestiones clave qué límites nucleares aceptará Teherán y qué sanciones eliminará Washington.

La semana pasada el alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, indicó que las negociaciones se reanudarán “pronto”.

En una conferencia de prensa en Doha, capital de Qatar, el jefe de la diplomacia europea se refirió a las conversaciones indirectas entre Teherán y Washington en Viena, que comenzaron en abril y se suspendieron dos días después de que Ebrahim Raisi ganara las elecciones presidenciales iraníes en junio.

Borrell sostuvo que cree que las negociaciones destinadas a que Teherán y Washington cumplan plenamente el acuerdo se reanudarán “dentro de un período de tiempo aceptable”.

A pesar de la necesidad de Irán de reforzar su economía negociando el fin de las sanciones estadounidenses, los diplomáticos esperan que Raisi adopte una línea más dura cuando se reanuden las conversaciones de Viena.

(Con información de EFE, Reuters y Europa Press)

SEGUIR LEYENDO:

Régimen de Maduro adquirió misiles provenientes de Irán y habría espiado a Duque

El régimen de Irán pretende que Estados Unidos descongele miles de millones de dólares para retomar las negociaciones nucleares

About infobonaerenseok@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *