Chile: el candidato de la derecha pinochetista propuso construir una zanja en la frontera norte para controlar la migración

El candidato de derecha José Antonio Kast,
El candidato de derecha José Antonio Kast, (CHRISTIAN IGLESIAS CHRISTIAN IGLESIAS/)

A pocas semanas de las elecciones presidenciales en Chile, el candidato del Partido Republicano, José Antonio Kast, sigue subiendo en las encuestas de la mano de sus radicales propuestas en materia de migración y derechos humanos, figurando en el segundo lugar de las preferencias durante los últimos días.

El próximo 21 de noviembre se realizará la primera vuelta presidencial en Chile y el actual escenario ubica al candidato del ala más derechista en el segundo lugar de las preferencias, según varias encuestas desarrolladas en las últimas semanas. Sus radicales posturas han levantado controversia, entre los que las celebran y quienes cuestionan su compromiso con la libertad y, especialmente, los derechos humanos.

José Antonio Kast, abogado y fundador del Partido Republicano, propuso aplicar una serie de medidas polémicas en diversas materias. Una de las que más llamó la atención mediática en las últimas horas, es su propuesta de construir una zanja (acequia) en el norte del país para mitigar la migración ilegal. A su juicio, se trata de una solución “factible y bastante económica”. Según sus datos, el costo de la medida es cercano a los 10 millones de dólares dependiendo de la cantidad de kilómetros que uno quiera hacer (…) similar a los costos de los viajes de repatriación”. Explicó que sería “una zanja de tres metros de profundidad, con cercos para que nadie caiga dentro”, ya que su fin último es poner una barrera física en la frontera para tener sólo migración regulada por pasos habilitados. Previamente el candidato había planteado que los inmigrantes tienen que presentar sus documentos al día y deben acreditar que vienen a Chile a trabajar, estudiar o invertir. Si no pueden hacerlo “entonces ninguna persona puede entrar”, advirtió.

Migrantes venezolanos caminan por un sendero después de usar un cruce ilegal en la frontera con Bolivia, en Colchane, Chile.
Migrantes venezolanos caminan por un sendero después de usar un cruce ilegal en la frontera con Bolivia, en Colchane, Chile. (STRINGER/)

Otra medida polémica presentada por Kast es cerrar el Instituto Nacional de Derechos Humanos INDH, porque a su juicio “claramente no están cumpliendo con sus fines. Los derechos humanos son de todas las personas”, sentenció el candidato durante el último debate presidencial del pasado lunes. El abanderado de extrema derecha criticó además la entrega de más recursos tras el estallido social del 18 de octubre de 2019 sin que a su juicio se hayan logrado resultados: “Durante el 18 de octubre y posteriores se le asignaron más recursos para controlar nada más que a los Carabineros y no a los violentistas. Los derechos humanos también corren para los Carabineros de Chile”.

El ex diputado, que ha declarado abiertamente su admiración por Jair Bolsonaro y Donald Trump también criticó la función de las Naciones Unidas, por lo que deslizó la salida de Chile de la organización: “Las Naciones Unidas está integrada por países que no creen en la democracia y que violan permanentemente los derechos humanos”. Con el paso de las horas, suavizó su discurso aunque mantuvo críticas hacia la ONU.

El programa de Kast incluye algunos puntos que han levantado críticas de sus contrincantes especialmente de parte del otro candidato derechista a la presidencia, Sebastián Sichel, quien es apoyado por RN. El abanderado lamentó que “su proyecto solo está basado en convocar a la gente de derecha y no a ampliar los márgenes. Y además, tiene desafíos gigantes para validarse respecto de temas que son fundamentales para el país que viene”. Entre ellos, crítica que Kast “quiere eliminar el Ministerio de la Mujer, no tiene la capacidad para tolerar la diversidad de distintos proyectos de vida”.

Jose Antonio Kast de Chile
José Antonio Kast publicó la fotografía en sus redes sociales tras el triunfo de Jair Bolsonaro en Brasil

El escenario de las últimas horas, según advierten algunos expertos electorales de Chile, beneficia al candidato republicano. Mucho tiene que ver que Sebastián SIchel, el oficialista, fuera acusado de haber emitido boletas falsas para una campaña política en 2009, cuando postulaba a la Cámara de Diputados.

Kast es el heredero de una larga tradición ligada a la derecha, incluso al pinochetismo. Nacido el 18 de enero de 1966, sus primeros pasos en política los dio en la Escuela de Derecho de la Universidad Católica, donde integró el Consejo Superior de la casa de estudios. Además fue parte del Centro de Alumnos de la Escuela de Derecho, donde conoció a Jaime Guzmán, jurista ideólogo de la constitución aprobada durante la dictadura, quien también lo motivó para que militara en la derechista Unión Demócrata Independiente, UDI. Sus influencias también vienen por parte de su hermano Michael, quien fue ministro y presidente del Banco Central durante la dictadura militar.

Cercanía con Pinochet

Sus primeros años como dirigente estudiantil y posterior postulante e integrante del parlamento, los desarrolló desde la Unión Demócrata Independiente. Sin embargo, empezó a marcar diferencias con esa derecha, especialmente cuando esta inició el desarrollo de un nuevo discurso sobre la figura del dictador Augusto Pinochet.

Jose Antonio Kast de Chile
Jose Antonio Kast en su participación en la franje del “Sí”, que apoyaba la idea de que Augusto Pinochet continuara al mando del país en 1988

Por ejemplo, a diferencia del expresidente Piñera, que en su campaña incluso ha apelado a figuras del centroizquierda, como el ex Presidente Patricio Aylwin, Kast apunta a movilizar a una ciudadanía que no había tenido una representación en candidatura en las casi tres décadas de retorno a la democracia.

José Antonio Kast admite que, entre los candidatos, él es el que “más reconoce y menos complejos tiene hoy con el Gobierno de Pinochet”, de hecho, fue proclamado formalmente por parte de adeptos a Augusto Pinochet, también conocidos como “familia militar”, instancia en la que señaló que defendía “con orgullo” la obra de la dictadura. En referencia a los casos de violaciones de los derechos humanos, se comprometió a indultar “a todos aquellos que injusta o inhumanamente están presos”.

Aborto y matrimonio igualitario

Instalado en el conservadurismo, en agosto pasado, expuso ante el Tribunal Constitucional que revisaba la despenalización de las interrupciones del embarazo en tres causales aprobada por el Congreso chileno, y declaró que de ganar las elecciones, Kast derogará la normativa que finalmente Chile aprobó en caso de peligro de vida de la madre.

Jose Antonio Kast de Chile
José Antonio Kast, Chile

Sobre el proyecto de matrimonio igualitario, recientemente aprobado en el Congreso de Chile, el candidato dijo: “No creo en el matrimonio igualitario, porque creo que dos hombres no son igual que un hombre y una mujer. Dos hombres no pueden procrear”, dijo Kast, en una de sus últimas entrevistas en un programa de televisión matinal chileno. En la instancia, el aspirante a La Moneda precisó que no tiene problemas con ellos, siempre y cuando resuelvan su vida y sus problemas solos. Kast, además, declaró que, “un niño que crece en un hogar homoparental lo hará con inseguridad, angustia y tendrá mal rendimiento escolar, ya que la naturaleza dice que éste, para proyectarse, debe tener tanto una imagen paterna como materna”.

SEGUIR LEYENDO

La oposición chilena presentó la acusación de juicio político contra Sebastián Piñera por los Pandora Papers

About infobonaerenseok@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *