Condenan a más de cuatro años de cárcel a la “tramitadora” del “INVIMA paralelo”

Bogotá. Agosto 29 del 2018. Legalización de Captura en contra de los 16 implicados del caso Invima. (Colprensa-Sergio Acero)

En marzo de este año Claudia Lizeth Peñaranda, más conocida como la ‘tramitadora’ del Invima, firmó un preacuerdo con la Fiscalía General de la Nación en el que acepta los delitos de falsedad material en documento público y falsedad ideológica.

Ahora, este 13 de octubre, se supo que la mujer deberá pagar 4 años y siete meses de prisión por los delitos de concierto para delinquir, cohecho por dar y ofrecer, falsedad ideológica en documento público, falsedad material y enriquecimiento ilícito.

Además, tendrá que devolver $12 millones que fue el incremento patrimonial injustificado que procede en su caso.

Peñaranda es acusada de ser el enlace principal entre los exfuncionarios del Invima y los clientes que se beneficiaron de la obtención de registros sanitarios adulterados.

Uno de los casos de mayor relevancia, en este escándalo figura el de la empresaria Stella Duran, que de acuerdo con la Fiscalía, habrían montado un Invima paralelo para vender productos fitoterapéuticos y cosméticos de manera fraudulenta.

En el 2018 la Fiscalía encontró que existía una red de corrupción en el Invima que agiliza la expedición y falsificación de registros sanitarios, lo cual permitió que colombianos adquieran medicamentos, suplementos dietarios y productos de belleza sin inspecciones científicas.

Según la investigación, le red se encargaba de agilizar la expedición de registros sanitarios para que los productos salieran al mercado y los funcionarios de la red habrían falsificado varios de estos documentos, “lo cual ha permitido que los colombianos adquieran estos elementos sin conocer su composición real, lo que representaría un atentado contra la vida de los consumidores”, aclaró la Fiscalía.

La entidad encontró que al parecer habían 14 personas involucradas en este proceso, por eso, dio orden de captura a los implicados. Entre los capturados se encontraban, 12 trabajadores de la entidad que se encarga de la vigilancia de los medicamentos en el país.

Las otras dos capturadas fueron Claudia Lizeth Peñaranda, que era la personas encargada de ser el enlace entre el Invima y los clientes; y Stella Durán, un empresaria que vendía productos de belleza y que al parecer, una parte de los productos que vendía habían logrado su licencia en el Invima de manera ilegal.

En ese momento, los productos que la Fiscalía pudo detectar que no tenía los permisos en orden fueron: Incla (antibiótico), Bactiflox (antibiótico), Duoartril en tabletas (antihipertensivo), Helmintaz tabletas (antiparasitario), Nimeflex (antiinflamatorio), Renilax tabletas (desloratadina) y Bactrogyn óvulos.

En cuanto a los suplementos dietarios y productos de belleza, el ente investigador tiene identificados los nombres de: Abexine, un gel que se utiliza para tratar dolencias derivadas de la artritis y la osteoartrosis, el Fattache, fibra utilizada para la supuesta pérdida de peso, y Canna Pain crema y parches.

SEGUIR LEYENDO

Asesinan a reconocido ganadero en Caucasia, Antioquia: Uribe expresa sus condolencias mientras Petro lo señala de ordenar homicidios

Violaron y empalaron a una mujer con discapacidad auditiva que ahora lucha por sobrevivir en una UCI en Florencia

About infobonaerenseok@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *